Visión panorámica del Valle del Rímac

4.- El Rey Carlos II y el Condado de Lurigancho.


Peculiar estilo arquitectónico en Jr. Callao.
Nueva Chosica, 2003

xi) La creación del Condado de Lurigancho tiene sus orígenes en la época de la Colonia y evoluciona hasta los albores de la República, teniendo como protagonistas a personajes nacidos en España pero también entroncados a Perú, por vínculos de matrimonio.

Es el rey Carlos II quien crea este título de Castilla por Real Cédula del 18 de Abril de 1695 confiriendo al Maestro de Campo don Luis de Santa Cruz y Padilla nacido en Lima quien se convierte en el primer Conde de San Juan de Lurigancho.

Fueron sus padres Don Alonso de Santa Cruz, nacido en Lima el 18 de Septiembre de 1613, y Doña Dorotea de Vera, peruana, nacida en Zaña, Chiclayo. Don Alonso encuentra sus antepasados genealógicos en Francisco Pérez, calificado de Hidalgo, nacido en Talavera de la Reina, España, quien vino con Francisco Pizarro a la conquista del Perú.

Luis de Santa Cruz y Padilla recibió este título por méritos y servicios prestados a la Corona. El mayorazgo de Lurigancho, reconocía un capital, cuyo producto recibía el Cabildo y se empleaba en el sostén de los presos de la cárcel pública.

Además, Santa Cruz y Padilla fue designado tesorero perpetuo de la Real Casa de la Moneda de Lima, puesto que dejó de ser de libre provisión del Rey, debido a que la familia Santa Cruz lo contrató y adquirió para sí por 80,000 pesos.

En el condado de San Juan de Lurigancho, los Santa Cruz poseían tierras y casa solariega con huertas, ganados, esclavos, coches, calesas, además del tambo de Ancón, en el camino de Lima a Chancay.

Le sucedió su hijo Don José de Santa Cruz y Gallardo de la Orden de Santiago quien por Real Cédula de 10 de Diciembre de 1702, la Reina gobernante le otorgó dos oficios de "tesorero y blanqueador" de la Casa de La Moneda, para que los tuviese perpetuamente y por heredad para él y sus sucesores con todos sus frutos, rentas aprovechamiento correspondientes y con derecho a tener habitación dentro de la Casa de La Moneda. De esta manera, fueron tesoreros de dicha casa, sucesivamente hasta 1821, todos los condes de San Juan de Lurigancho a cuyo mayorazgo estaba unida la tesorería.

Este Conde de San Juan de Lurigancho, contrajo matrimonio con Doña Mariana Centeno, cuyo primogénito don José de Santa Cruz y Centeno heredó su hermano Diego quien se casó con Doña Juana de Querejazu y Santiago Concha, hija del Oidor Don Antonio Hermenegildo de Querejazu, natural de Lima. Tuvieron una hija, María Mercedes que heredó el Condado y se casó con Don Sebastián de Aliaga y Colmenares quien ostentó diversos cargos y títulos.

Don Sebastián nació en Lima el 12 de Julio de 1743, poseyó el mayorazgo que fundó en capitán Jerónimo de Aliaga, conquistador del Perú, de quien descendía por línea recta. Fue Corregidor de la provincia de Chancay desde 1763 a 1768; Alcalde de Lima en 1775; Capitán de la Guardia de Alabarderos del Virrey y luego invistió el título de Castilla de Conde de San Juan de Lurigancho, falleciendo el 1 de Febrero de 1817.

En 1807 entró en posesión del Condado su hijo Juan de Aliaga y Santa Cruz, de las órdenes de Carlos III e Isabel La Católica, habiendo sido el último Conde de San Juan de Lurigancho.


Integrantes del Serenazgo del distrito.
Nueva Chosica, 2003

 

Siguiente